.

.

lunes, 4 de febrero de 2008

Oíd, pueblos dormidos


Foto: Mañana de Viernes Santo. El Pregón de las Siete Palabras
es pronunciado en la Plaza de San Pablo al lado de la Iglesia
del mismo nombre.

El pregonero es acompañado por numerosos cofrades a caballo,
componiendo así una de las estampas más características
de la Semana Santa vallisoletana. La tradición del Pregón de las
Siete Palabras, se recuperó en 1943, presidida por el paso
“En tus manos encomiendo mi espíritu”, ya que antiguamente
se desarrollaba en el interior de las iglesias y primitivamente
en el siglo XVI en la Plaza del Mercado, en la actualidad Plaza Mayor.







Luis Rg. es el autor de la fotografia.
(Para ver mejor la foto, pinchad sobre ella)












Podeis seguir mandando fotografias de la semana santa de Valladolid
a Markos_casillas@hotmail.com

7 comentarios:

noe dijo...

Bueno como llevo 2 dias escribiendo el el blog de Neperiano pues otra vez me toca empezar.
Hoy toca nuestro amigo el pregonero de las siete palabras del viernes santoantes de dar el sermon en la plaza mayor, hay con sus ayudantes en la plaza de san pablo pregonando no estoy segura si es su segunda o tercera estación pregonando pero que seria del viernes sin el y sin su pregón

Farolillo dijo...

Jejejejeje Que buen titulo has elegido.

La verdad es que todos los años intento escucharlo entero, pero como acabo tarde de la procesion de Cristo Despojado, pues no estoy al 100%.

Nunca he visto el Pregon, aunque debe de ser preciso.

Un abrazo!!

jaimepasion dijo...

Uno de los actos con mayor solera y repercusión hacia el exterior ( debido en gran medida a que durante muchísimo tiempo, sólo vendíamos el Viernes Santo ) en la época contemporánea de Nuestra Semana Santa. Por lo menos una vez en la vida debiéramos verlo. Yo lo recuerdo como " La procesión de quejíos y lamentos ", todos sentados en esas " maravillosas sillas " durante 2 horas aproximadamente, después de todo el cansancio acumulado y los comentarios de la gente de alrededor ( si no estaban dormidos ), eran siempre algo así:
¡ Cómo me duele la espalda ! ¡ Cómo me duele el culo ! ¡ Los pies me están matando !

Resumiendo, sarna con gusto no pica, pero a mí si tengo la posibilidad prefiero hacer otra cosa.

Luis Alfonso dijo...

Pues efectivamente, como bien decis, se trata de una de las características más propias de nuestra Semana Santa y espero que sea algo que nunca se pierda.

Yo lo suelo oir a las 12 en la Plaza Mayor ya que me gusta acudir a oir el sermón.

Por cierto tocayo, enhorabuena por la foto, me gusta mucho.

el dilema urbano dijo...

Voy a agregar tu flog de markos-casillas, para así acordarme, porque es que se me pasa.

Nunca he ido a ver al pregonero a caballo; un Viernes Santo tan de mañana es verdaderamente un mérito.

luis rg. dijo...

Gracias Luis Alfonso y gracias Markos por poner la foto.

Sólo he ido dos veces a ver el pregón (me gusta dormir que le vamos a hacer) pero para mí merece la pena madrugar...a pesar del sueño y el frío.

A pesar de todo había bastante gente.


1 saludo

markos dijo...

Pues la verdad es que yo no he ido nunca, a ver este año si me animo y voy a verlo...